Calle de San Francisco

























Versiones de 'Calle de San Francisco' Fragmento de 'Calle de San Francisco', cantado por Gitanos de Jerez


VIII


Calle de San Francisco


Calle de San Francisco
qué larga y serena,
tiene cuatro farolas
y bien merecía y bien merecía
los cañones,
los cañones de la artillería,
y enfrente un castillo
donde hombres,
donde hombres, mujeres y niños
debían de estar.
¡Calla lengua, calla lengua
y no hables más!

Muchas con el achaque
de tomar el fresco
se asoman a la ventana
y con gran contento.
Su madre las llama:
- Mariquilla, Mariquilla
cierra la ventana.
- Ya voy mamá,
que estoy viendo, que estoy viendo
la gente pasar.
Y era porque estaba
con el novio, con el novio
pelando la pava.

Estando yo en mi puerta
y con otras dos
pasó un marinerito
y me preguntó
dónde está la plaza.
Yo le dije, yo le dije
con mucha cachaza:
- Vuelva usté la esquina,
calle de Gomeles,
Casa de las Aguas,
derechito, derechito
sale usté a la plaza
donde venden pan
y también molletes.
Cuidaíto, cuidaíto
con aquella gente
que roban pañuelos
y la bolsa y la bolsa
que lleva el dinero.

Calle arribita, arribita
hay una luz en la peña
donde se ven venir
los novios y novias
de pelar la pava.
Esa luz, esa luz
que les daba en la cara
ay qué luz más bella
¡viva, viva, viva, viva
la luz de la peña!



Índice del 'Cancionero navideño'