LA BARAJA DE LOS NAIPES
 
Versiones de 'La baraja de los naipes'
 








































*

[ I ]

La baraja de los naipes,
yo te la voy a explicar,
para que de Dios te acuerdes
cuando vayas a jugar.

[...]

A la sota la comparo
con la mujer más piadosa,
que con su toca limpió,
la cara de Dios hermosa.

~













































Fuentes:

Carmen Carrillo López
[Versión de Jaén capital]
Transmisión oral.


[ II ]

La baraja de los naipes
yo te la voy a explicar,
para que de Dios te acuerdes
cuando vayas a jugar.

Al ir a empezar el juego
yo considero en el as,
que hay un solo Dios inmenso
que no lo puede haber más.

En el dos yo considero
aquella noble belleza
que siendo el Verbo encarnado
tuvo dos naturalezas.

En el tres yo considero
aquel misterio, contemplo
que hay tres personas distintas,
y un solo Dios verdadero.

En el cuatro considero
cuatro son los evangelios,
aquel que no los siguiese
no hallará parte en el cielo.

En el cinco considero
y siempre considerando,
las cinco llagas de Cristo,
pies y manos y el costado.

En el seis yo considero
haber carta tan hermosa
toda la pasión de Cristo,
afligida y dolorosa.

En el siete considero,
ésta mi sirve de guía,
el corazón de Jesús,
los dolores de María.

En la sota considero
aquella infame mujer
que de la fruta vedada
a Adán dio de comer.

En el caballo contemplo,
corrido y avergonzado
y desnudo por las calles,
Adán cayó en el pecado.

En el rey yo considero
aquel supremo poder,
siendo rey de cielo y tierra
obligarse a padecer.

La baraja de los naipes
ya la tienes explicada:
la muerte y la pasión de Cristo,
no dejéis de contemplarla.

~



 

Cancionero
Cancionero popular
[recopilado por]
José Calles Vales
Madrid : Editorial Libsa, 2000.


[ III ]


I
Las cartas de la baraja
yo te las vengo a explicar
para que de Dios te acuerdes
cuando vayas a jugar.

II

Yo considero en el uno
que es la carta más hermosa,
toda la Pasión de Cristo
afligida y dolorosa.

III

Yo considero en el dos
que son dos tablas piadosas
donde puso Dios los pies
para subir a la Gloria.

IV

Yo considero en el tres
que son tres clavos piadosos
que traspasaron a Cristo
aquellos miembros hermosos.

V

Yo considero en el cuatro
que son los cuatro Evangelios,
los que Cristo predicó
a nuestros padres primeros.

VI

Yo considero en el cinco
porque cinco son las llagas
que tiene nuestro Señor
en su cuerpo muy selladas.

VII

Yo considero en el seis
porque son seis mil espinas
que atravesaron a Cristo
aquellas sienes divinas.

VIII

Yo considero en el siete
que son los siete dolores
que pasó la Virgen pura
por nosotros pecadores.

IX

Yo considero en la sota
aquella mujer piadosa,
que limpió el rostro al Señor,
afligida y dolorosa.

X

La corrida del caballo
nos recuerda al cruel Longinos
cuando con su lanza abrió
aquel costado divino.

XI

En el rey yo considero
aquel divino poder
que siendo Rey de la tierra
por todos fue a padecer.

XII

La baraja de los naipes
ya la tienes explicada,
toda la Pasión de Cristo
dolorosa y angustiada.

XIII

Bien sabes tú que a los naipes
se juega de varios modos
y en la Gloria que hemos dicho
allí nos veremos todos.

~


Fuentes:

Cancionero
[Versión de Huelma]
Cancionero popular de Jaén
[recopilado por]
María Dolores Torres
Rodríguez de Gálvez.
Jaén : Instituto de Estudios
Giennenses, 1972.









Volver al 'Romancero familiar'